miércoles, diciembre 23, 2009

241209

...

Ingresé a la escuela de escritores de la Laguna. Me abrí a la crítica de los que "saben" y de los que se afilan las uñas. Me puse a leer recomendaciones que impactaron mi pequeño universo de letras. No he dejado de escribir, solo de publicar. Alguién me deslumbró y yo estoy a su lado. He comprado algun regalo de navidad. Corri un maratón. He reunido mi "obra" y ahora creo que solo el 1% sirve para algo. Sigo igual. Solo me tomé un atajo que decía que curaba la soledad. He hecho cosas que evitaba por desasosiego y tempestad. Me siento libre. Para hacer lo que me venga en gana.

Como volver aquí.


me-

"Ahora sé que cada poema debe ser causado por un absoluto escandalo en la sangre.
No se puede escribir con la imaginación sola o con el intelecto solo;
es menester que el sexo y la infancia y el corazón y los grandes miedos y las ideas y la sed y de nuevo el miedo trabajen al unísono mientras yo me inclino hacia la hoja, mientras yo me despeño en el papel e intento nombrar y nombrarme.

Diarios. Alejandra Pizarnik

jueves, octubre 01, 2009

.


...

Let the chips fall where they may..

jueves, agosto 27, 2009

Bocetos, panfletos y ficción.


Desconocía la existencia de muchos nervios y tendones en mi organismo, pero la tracción de la conversación y tus labios despintados por alguien más, me hicieron desentumirlos y desarrollar, también, nuevos gestos para sufrir y, luego, para gozar tus despedidas. Todo sucedió como siempre, conmigo abriendo o cerrando la puerta y mi voluntad como tapete para tus botas.

Y entonces salgo a la calle , y camino al opuesto de tu espalda..

...




viernes, julio 24, 2009

This is how it feels.

...

24
Mi alma es una orquesta oculta; no sé qué instrumentos tañe o rechina, cuerdas y harpas, timbales y tambores, dentro de mí. Sólo me conozco como sinfonía


-------------




Videos tu.tv

---------------------



------




--------




-----------





-----





------------

Es decir, como el sonido resultante de la mezcla de los de todos los instrumentos.

jueves, julio 09, 2009

Nota roja.




El sonido era aturdidor y las lucecillas roji-azules colmaban mis pupilas dilatadas.. Desperté y ahí estaba ella, con sus pezones de obsidiana y su centro volcánico, marchito y desangrado. Ella fue víctima de si misma, de su boca, de su poca memoria y del desencanto que nunca dejo de auto-fomentarse, no fui yo, no fui yo.

-La mujer llamada Julia yacía muerta en una cama del motel Chelsea, con un hoyo en el pecho, o en el músculo que bombea sangre al cuerpo. El corazón. Su ejecutor vestía limpio, esperando por la autoridad, con fanfarronería y ecuanimidad en sus gestos.
Se sabía investigado y perseguido, era un asesino serial, un Robin Hood para si mismo o un demagogo social decían los periódicos y la politiquería. El tipo asesinaba drug dealers, “escoria humana”, gente que el designaba como –corrupta-. Y les pegaba dos tiros; en la frente y el pecho. Pero con Julia fue distinto, ella no tenía delitos viejos ni recientes, solo el haber sido pareja sentimental del asesino.

Estaba listo, todo era común en mi, profesionista, hipoteca, auto y era culpable. No tenía arrepentimiento alguno y mi sentencia nunca sería mas grande que el mensaje que le dejaría al mundo. No es arrogancia, es decepción, es protesta de nacer en este planeta y en esta época de miseria mental, de anemia humana.

-El interrogatorio estuvo lleno de monosílabos y elocuencia facial, solo una declaración de cuatro columnas:

“Solo recuerden que no son ustedes quienes me encierran o me matan, solo soy yo quien deja de perseguirlos.”

-Eso desde la aceptación de su culpa hasta que llegó el final; ¿por qué disparo en la cabeza a la “escoria” y en el pecho a la señorita?

-Levanto la mirada y el suspiro fue muy hondo, en ese instante sentí su aliento rebramar y acelerar, esperando por esa precisa pregunta y entonces respondió:

Es sencillo. Si disparas al vacío no puedes hacer ningún daño. Y fue lo que yo hice.

-La ingenuidad nos absuelve al equivocarnos. Pero el tenia razón-.
-Y yo mis ocho columnas.



ED-.


---------------------

El periodismo puede matar hasta un asesino poético.

miércoles, julio 01, 2009

Dedicado:

...

Un buén amigo ha decidido tomar el camino al dark side. Casarse pues. Yo le dedico estas lineas extrañas de humor negro:


............................................................

Le pregunté al médico si había un término medio en el proceso, o que si era posible darle rewind a un par de órdenes que el aprendiz había hecho casi al instante. El tipo dejó las gafas en el escritorio y, aun de pie, me dijo: -No hay marcha atrás, esto es una ley no escrita y nadie que haya pasado por esa disciplina ha podido regresar. No al menos cabalmente- decía, mientras tomaba asiento y enternecía su mirada que antes era tensa y concentrada. Hice un puchero mientras se ahogaban dos preguntas más que tenía. Sentí que había perdido a un amigo, pero yo solo buscaba su equilibrio. Que sé yo.

Me levanté y Maximiliano esperaba una orden, su ímpetu y esa agilidad de reconocer que es hora de levantarse se habían esfumado. Al acercarme le tomé fuerte del cuello para darle un par de bofetadas y sentir ese ronroneo de furia en su mandíbula, pero el ya no era el. Sus ojos eran vidriosos, sin la llama que incendiaba su camino. Puse la correa solo por costumbre y me despedí del medico con un gesto derrotero. Salimos de la veterinaria directo al minisuper por los víveres que mi mujer me había anotado muy cívicamente en un trozo limpio y divinamente doblado y, además, resaltando con tinta roja –Compara precio en las cosas del perro y trae el mas barato-. Esta vez obedecí todo a la perfección pues quería evitarme el sermón nocturno de mi falta de atención en la cena.

- ¿Qué tenía el perro?- preguntó la institutriz aka mi esposa.

- Seguro se hace el enfermo para evitar el compromiso de depositar sus heces donde debe, ¿verdad? – dijo, mientras yo acomodaba el mandado y trataba de recordar cuantos años le dan a una persona por estrangular al prójimo.

- Hacía mucho que debiste haberlo entrenado, solo era un rebelde sin causa, también los animales maduran- Gracias a Dios ya no hará alboroto. Bla bla bla bla bla.

Me senté en el sofá mientras abría una cerveza y encendía la TV, el perro me emulaba y me miraba, como esperando mi orden para que pudiera ver el televisor también. Me despojo de los zapatos y en segundos me trae las pantuflas pero yo las desprecio. Lo pateo y gime, aguanta firme, talvez piense que sigue siendo parte del entrenamiento. Es inmutable al menos que yo juegue con el gato pues se encela.

Entonces supe que lo había convertido en mí: un animal domesticado.



FIN.

jueves, junio 18, 2009

SEUDÓNIMO.

...

SEUDONIMO
by ESTRANGED.


...

El inicio de su ritual diario marcaría el fin de sus días y el menor de sus vicios le dejaría indefenso.

El hombre se levanto y abrió altivamente su ventana con la certeza de que el problema de la tormenta solar había llegado a su fin, pero al considerar la televisión un provocador de miedo e infamias decidió no mirarle a pesar de las alertas y no supo a lo que se enfrentaría ese día. El sol le miro fijamente esa mañana y supo lo mas cercano a sentir un soplete en la cara y el cuerpo. La tierra tenía hoyos inmensos en sus capas y los rayos ultravioleta vulneraban y exponían los cuerpecillos humanos y sus nulas defensas ante esta mounstrosa estrella. El hombre se desvaneció estrujando sus manos en el rostro y el insoportable ardor en los ojos violentaba sus gestos, ahogaba sus gritos por ayuda. La imagen del cuerpo arrastrándose por la habitación era quizás más estruendosa que el mismo dolor que manifestaba. Fue tal la fuerza de sus inútiles impulsos que era como si el mismo sol le hubiera extirpado su energía mientras un solo pensamiento disipaba de a poco en su conciencia: “karma, este es tu karma.”

Después de un par de horas y con la razón en un estatus mas despabilado, abrió los ojos y las imágenes eran confusas, borrosas y vagamente entendibles. Distinguía los objetos como si tuviera una ceguera a medias. Un impulso tecnológico le hizo buscar su teléfono celular y al encontrarlo supo que la comunicación por ese medio era inservible y, entonces, opto por la televisión pero fue inútil, frustrante y en, aquel momento, sintió esa pequeñez que se debe advertir cuando uno sabe que no tiene mas que una salida: perecer en el intento de sobrevivir.. (¿Pero que no es eso lo que cada humano hace a diario?) Salió de la habitación en busca de explicaciones pero sus preguntas rebotaban como ecos en las paredes de esa huraña casa. Bajo con miedo las escaleras, las pulsaciones del cuerpo podían escucharse de tanto silencio alrededor. El tipo estaba hambriento y la alacena vacía, era evidente que la sirvienta dejo de asistir y el nunca lo noto pues todo estaba en su lugar y era como si nadie viviera ahí, se refugió en el sofa, acurrucando las piernas y el corazón.

Durmió por horas hasta que amaneció. Y esta rutina se repitió dos días más hasta que la sed y el hambre le obligarían a salir por su supervivencia y ya no tanto por explicaciones. El hombre espero a que la intensidad de los rayos solares disminuyera pero que a la vez quedara un poco de luz para desplazarse. Se cubrió como cuan invierno y con amplias gafas abrió la puerta. Suspiro hondo e hizo un gesto de añoranza, como sabiendo el final de todo esto. Fue así como con su intuición y la poca visibilidad intentaría llegar a la tienda de don Fernando. Tardo más de lo normal pero nadie nunca respondería al llamado. Estaba solo y en deplorable forma espiritual, pues jamás alguien le dio aviso, ni siquiera su ex esposa Verónica "la bruja". Siguió la ruta casi a ciegas pero los terrenos que pisaba ya no eran habitados por nadie, quedo varado en una construcción abandonada, deliraba con algún paraíso, con ese oasis que esperamos cuando solo nos tenemos a nosotros mismos.



Despertó rodeado por un ambiente desagradable y, por fin, escucho gritos de ayuda de alguien más que lo interceptó rogando por agua o un cobertor. De los pocos pensamientos que su cerebro podía recrear era el arrepentimiento, así que le dio su saco al hombrecillo intentando –lavar- un par de pecados. El tipo recién tomaba la prenda cuando salio corriendo despavorido por la insana e inevitable extinción. El sol salió a lo más alto y el hedor era ya insoportable, así que se jugaría sus últimos minutos a la intemperie. Reconoció un pantano a varios metros de distancia por su insoportable olor, la piel no soportaba un minuto más del incandescente fulgor que le impactaba así que trataba de gatear para cubrirse con las pocas yerbas que quedaban después de esta serie de tragedias incontrolables, hasta que su temblorosa mano sintió humedad, por fin encontraba su tregua y sin pensarlo se fue sumergiendo de a poco. A veces el pantano más lugubre resulta ser el lugar mas seguro en la tierra. Pensaba, mientras concebía que esta, su última escena, fuera una metáfora de su vida o de su tercio final. Sentía paz en medio de esta horrible muerte.

Se preguntaba como es que había terminado tan marchito y abandonado, pero el lo tenía claro justo en ese momento, micras de segundo antes de morir ahogado en un decrépito pantano; todo se derrumbo desde que cambio su vida por utilizar y ejercer un seudónimo llamado: Político. Este es el karma de la democracia mexicana, susurro una voz.




FIN.

jueves, junio 11, 2009


...
El camino era basto, el viento justo.

Yo era el dueño de esas praderas despavoridas y sedientas de las cuales robaba gramos abundantes de paz y libertad en el palpitar interno..
ITS NICE TO BE AT HOME.

lunes, junio 08, 2009

The ecstasy of music


...

miércoles, junio 03, 2009

El manoseo de la letra poética.


...

Este ejercicio nacio por el hecho de leer poemarios diversos en viajes solitarios y, entonces, fragmentar poesia variada no es recomendado en altas dosis. No se deje al alcance de los rosas.





METAFORA I
Mi llanto mojaba la lluvia desde mi posición fetal y mis rodillas decoraban el pavimento con su roja sangre.

Todos esos pensamientos que bloquean lo que buscamos, ese colesterol mental que obstruye el buen fluir del aire en los hemisferios son, en realidad, excusas para aplazar los fracasos o la poca idea que tenemos del siguiente paso que hay que dar. Solía delirar, enajenado por conceptos de amores invencibles (o invisibles) que desmoronaban las pocas peleas que le ganaba a la vida o a mis medrosas aprehensiones. Hoy mas que nunca creo que el amor no es mas que una sugestión. La más violenta y hermosa forma de morir, dijo el poeta. El amor esta sobrevalorado pues toma demasiado tiempo entenderle, digerirle y luego olvidarlo. Es totalmente comparable con las guerras, pues cuesta mucho dinero sin que eso te garantice salir triunfador, diría el escéptico.



METAFORA II
Porque te fuiste, y yo quede con los bolsillos rotos por mis uñas que no se atrevieron a detenerte.

Nuestras decisiones (las que tomamos desde el tuétano de nuestra convicción) son en si difíciles de tomar. Es entonces incomprensible querer desmenuzar o refutar las ajenas. ¿Qué nos detiene entonces cuando el prójimo decide partir? Respuesta: nuestra imbecilidad y dependencia a los estímulos de la seguridad conyugal y lo poco que nos conocemos como para caminar unos cuantos metros o kilómetros solos.
No, nunca, jodete, nunca cambiaran su connotación negativa o de rechazo, así como muerte, mas allá, infinito, nunca estará dentro de nuestro alcance comprender y, por eso, les velamos y resignamos cuando, por ejemplo, ocurre el deceso de nuestros entrañables familiares o amigos. Entonces ¿Que carajos hacemos engrandeciendo la huida cobarde de una persona medrosa y desubicada como nosotros mismos?



METAFORA III
La flecha habitaba dentro, muy dentro, y el dolor era superior a mi alma que aun protegía tu recuerdo.

Hay un libro que se llama –filosofando a martillazos-, hoy, cuando no somos capaces de avanzar por estancamientos inútiles, escribimos el libro llamado –embrutecido a martillazos-. Cuando nos toca perder también nos toca tirar el siguiente volado. En los sentimentalismos o en el siguiente peaje a pagar.



-------------------------------------------------------------------------------------------------


El autor del blog se deslinda de cualquier mujer o persona rosa que se sienta aludida o agredida por las opiniones del tema mas –importante- de las ultimas décadas. Estas letrillas son solo un consejo: no pierdas el tiempo.



Me-

lunes, mayo 25, 2009

Esquela Narrativa. Fragmento.

© Creasource

…tenía la vocecilla esa manipulándome, sosteniéndome desde cada una de sus implícitas órdenes. No era yo, no podría dañarme de esa manera, me convencía a mi mismo, mientras seguía implorando por algún oasis que desafiara la gravedad. El sol me miraba de frente. Pensé que nadie tenía mirada más soberbia que mi padre, al tiempo que encogía las piernas esperando algún puntapié en el resto de la mecha que me mantenía vivo. El goteo de mi cabeza entreabierta era evidente, aunque no recordaba nada de los últimos momentos de mi vida, ni como es que había llegado a este contexto tan angustioso. Tenia una herida que ardía, que saboteaba mi ojo derecho por la sangre que se vertía en el. Había sido golpeado y, aunque sentía un punzante ardor en mi costado, no quise investigar el anchor de esa llaga. Me preocupaba mi auto, mi cita sexual con la década de los veintes. Mi visita al baño de los polvos mágicos. Pero mi bravura era ya solo una mascara que no necesitaba mas.


Trague tierra, mordí el polvo, y no escarmenté en mi actitud. Tenía que librar esta prueba, decía. Y me creía parte ya de esta arena en la que languidecía y revolcaba, entendí que no sabía porque seguía arrastrándome cuando carecía ya del miedo a morir y no tenía sentido continuar. El aire rozo apenas la faz de mi benévola alma que era ya un eco que se extinguía entre los pliegues del unísono de aquel nombre que deletreé. Sería la última vez que saliera de mi boca seca. Yo amaba su espalda, los huequillos paralelos, sus pechos burbujientos y la espuma de Venus. Y con la imagen de sus ojos de flor que, ante mi luz marchitaron, me despedía de ella sin ningún reproche. Entonces deje de moverme. No quería reñir más con nada que no dependiera de mí el controlar. ¡Too late bitch! Dijo la indócil voz en mi cabeza.

Había olvidado la cita con mi progenitor y sentí vergüenza por el venenoso discurso que tenia planeado monologar. La verdad era que necesitaba su abrazo de oso polar, tenía tanta confusión ya en esos instantes.. Me vino esa imagen y derrame una helada lagrima, muy mojada, el antagonista de mi otro foco visual. Esta llego cuando el sol se dejó vencer por las nubes negras y comenzó a precipitarse el cielo y mi final. La bomba venia hacia mi ubicación y en la desesperación decidí recolectar mis momentos más felices. El tiempo era implacable, y me quedé con tres imágenes: el abrazo familiar del dosmilsiete, la llamada puntual de los amigos que me sabían en sus terruños cuando les visitaba, sentir la barba rasposa de mi padre en el abrazo más fuerte que me regaló. La voz dejo de murmurar, era un conteo en cuenta regresiva que se dignó a terminar. Y cedí. Cerré los ojos y me eleve sin temor.


-----------------------------------------------------------------------------
El rastro de sangre medía dos metros y medio y, fue ahí, donde entendió más que 58 años de errante ruta, hasta morir desangrado.” No más banquetes a la orilla de este precipicio” , pidió alguna vez para su esquela terminal.


ED-

...

domingo, mayo 17, 2009

Mal trago.


Que te vaya bonito, dije. Ella esperaba replica, debate, premios y segundos lugares. Pero mi padre era telegrafista. Lo herede de el. Me refiero a la brevedad en la palabra y a la sustancia de la misma. ¡Que mas da! ¿Sustancioso o insustancial?, la mujer nunca terminara por aceptar ningún verbo que no le rellene sus obstinados huecos. Mas, mas¡ siempre mas¡. Su belleza marchita mis diálogos , excita mi pulso, me descose la piel y me hace el amor. No puedo luchar contra ese ejercito de placer. Me duele mirar el momento cuando algo se estrella. O se rompe.

Su paciencia contó diez o doce segundos de mi silencio, me miró, entreabrió los labios y se fue. La perfección de su desplante arrodillo la torpeza de mi certeza mas machista. Indefinidamente. Eso duele en el hígado, en la grieta del orgullo, y es ahí, con ese licuado de frustración donde quisiera poder hundir su cabeza bajo el agua unos minutos. Pero es solo el karma instantáneo del desprecio, un rebote que no se evita. Se habita, en uno.

Quiero ser un gorrión que se estrelle y desintegre frente al sol. Y no hacerte ningún daño. Pero esto es lo que hay:

No nos necesitamos más. A lo interminable hay que decirle que no le requerimos. Si te intentara olvidar entonces quedaría tuerto, y yo ya no me meto en problemas. Te disequé, como ya lo había explicado antes, y no me ocuparé en resanar. Todos merecemos envejecer. O perecer. Los deseos infinitos no me nacen de raíz así que solo se me ocurre anhelar que gimas hondo, que gimas fuerte y el cielo se estremezca junto a ti.




...

ESTRANGED-

...

martes, mayo 12, 2009

Efectos especiales.

...

EFECTOS ESPECIALES
by ESTRANGED.


Chaz¡

Apareció una idea, este tipo era un diamante en bruto, a veces menos diamante que otras, pero es que la palabra gestación se activaba en su mente con tronar los dedos. Tuvo una visión que, según sus cálculos, le bastarían para alcanzar la Gloria, la había deseado desde tiempos lejanos, había tenido ya algunas teorías pero en esta ocasión tenia la mente clara y los puños impetuosos, la formula que conduciría todo el plan lejos del desastre o siniestros. Leia a escondidas conjeturas pasadas y a veces sentía que su pecho bombeaba como nunca antes.
,
Llegar a tener una certeza le había costado naufragios y destierros desde su mismo eje, perderse en el mapa mental que uno mismo traza debe ser muy desabrido. Después de la tercera guerra mundial nada ni nadie tenia la libertad del sentimentalismo o de mentalizarse en metas de gobiernos de democracias perfectas. Se robotizo el ambiente y las mentes de los comensales estaban sometidas. -A esto teníamos que llegar- dijo el dictador que todos avalaban con alevosía y ventaja. El amor nos había cuasi exterminado, el amor por ideologías imbéciles, repetía el dictador. Pero al fin amor. Las ventas de la perfección como la juventud eterna, viagra y la moda de diseñador habían sido enterradas. Eran considerados los herejes de la era moderna.

Es por eso que no se había tenido necesidad, nunca, de forzar la maquinaria de la improvisación pues se era libre mientras no intentaras más allá de nacer, reproducirte y morir. El arte era un tema de constante discusión en los foros internacionales que ahora eran agendados en Sudamérica, donde los pocos europeos sobrevivientes fueron recibidos con gentileza. Se discutía sobre el libre albedrío de la literatura en general, pero se peleaba por los temas que debían censurarse. Como hablar de tecnología en una obra literaria, de armamentismo, de –pelear- por los derechos de tiempos pasados, de sucumbir ante el amor “de las mariposas”.

Pero el revolucionario siempre aparecerá. Cuando el planeta tierra deje de existir y se hable de esta raza humana se hablará de este líder provocador como un cliché, como un mal necesario, como la célula de lo que representamos a lo largo de la historia; insatisfacción, perfección, poder. Y, por supuesto, de su antagonista favorito; el anti-lider que profesa la calamidad y las cortezas ensangrentadas. Real o metafóricamente hablando.

Pero el diamante no era turbulento, su periferia estaba rodeada por libretas clandestinas y planes del sabotaje interno, tales como la resistencia al olvido, aprehensión a terceros, masturbación mental. El nudo en la garganta. Tenia drogas sencillas; interpretación de letras o gestos, sugestión al cambio. Y el olor a tierra mojada. Destilaba poesía pero el concepto le era vago e intrascendente. Le escribía a una mujer clandestinamente. “Su retrato se cuela por mis muros, las cortinas se desgarran como persianas”, se decía a si mismo
.

Cuando se atrevió a darle el trozo de papel directo a su mano vino la peor catástrofe; escalofríos. El pecado moderno peor visto. Le tomo fuerte el brazo y su resplandor le paralizo el bombeo de sangre a sus ideas, por sus venas zigzagueaba un incomodo vínculo que le tenia paralizado. La mujer sintió las mejillas rojas y huyo. Como en los viejos tiempos. Su gesticulación era desconocida para ella misma y el cosquilleo eléctrico hizo descuidar la mesura que debían demostrar los ciudadanos del último siglo. La autoridad en las calles le noto de inmediato y fue increpada. El diamante, ahora solo bruto, venia corriendo detrás y esta no tuvo remedio mas que delatarle.

Fueron tras el, bajaron escaleras, subieron edificios. En su maratón no pensaba quien venia detrás, sino, que le esperaba después. La ansiada gloria, el éxtasis de una inquietud embrutecedora. Le tomaron por la espalda y reacciono demasiado tarde, su cuerpo se torció al lado incorrecto de la libertad y cayó varios metros.
Lo importante no fue eso, fue caer de una altura aún incurable; la desilusión.


Crack, crack.
Fractura en el pecho.

Ahí supo que nunca más le alcanzaría.



Fin.

jueves, abril 30, 2009

Ojalá que llueva sangre.

...




Encendieron la fogata humana sin titubeos, la llamarada tomo forma de inmediato y los bárbaros sentían que esto era una fiesta pirotécnica, era la mejor parte de su trabajo, su éxtasis y su consumación. Era la libertad en el inmundo imperio de los esclavos. Dyego parecía como adormecido con la cabeza gacha, desinteresado de lo que acontecía.

Comenzaron a provocarle con una varilla en la cabeza, su fetiche favorito era la expresión del dolor pero el hombre que recién amarraron no les estaba complaciendo en lo absoluto. Uno de ellos tomo un sorbo de combustible para escupírselo en el rostro y, cuando se disponía a hacerlo, Dyego levanto la cabeza con una mirada sosiega y de una tranquilidad aterradora para ellos, el bárbaro que tomo la gasolina la escupió a un lado pues se sintió desafiado y derrotado en un pequeño instante cuando se le miro a los ojos.

El nudo en su garganta le hubiera impedido tragar la gasolina así como se contuvo a decir cualquier injuria como las que vociferaba minutos atrás. Se hizo el silencio mientras las llamas aceleraban su curso y los atónitos bárbaros experimentaban un soplo de temor ante la mirada del hombre que no cambiaba el semblante, Dyego levanto la cabeza al cielo diciendo una oración y algunos nombres, los bárbaros estaban helados a pesar del ardor presente, una ventisca acerco el brazo del fuego a estos hombres y se replegaron unos pasos atrás. La pobreza que antes les llenaba ahora les estaba vaciando desencadenando así algún tipo de inseguridad.

En ese momento Dyego, ya prácticamente cubierto por el fuego, les dijo algo que los hizo ponerse de rodillas; *No soy yo quien está ardiendo, son ustedes* . El fulgor terminaba de cubrir el cuerpo amarrado al tronco y los hombres que habían hecho la fogata estaban devastados. Tenían miedo de alguien que ya se había extinguido ante sus ojos. Se debían sentir así por no poder someter a nadie más en ese momento, de no poder culpar mas que al viento.

Uno de ellos tomo el combustible y el otro tenia el mechero, se quedaron mirando fijamente unos instantes. Me temo que sabían lo que tenían que hacer con ellos mismos.


Ed-

domingo, abril 26, 2009

Tuesday´s gone

...

miércoles, abril 22, 2009

Elecciones insòlitas/CORTAZAR

...

ELECCIONES INSÓLITAS

No está convencido.No está para nada convencido

Le han dado a entender que puede elegir entre una banana, un tratado de Gabriel Marcel, tres pares de calcetines nilón, una cafetera garantida, una rubia de costumbres elásticas o la jubilación antes de la edad reglamentaria, pero sin embargo no está convencido.

Su reticencia provoca el insomnio de algunos funcionarios, de un cura y de la policía local.

Como no está convencido, han empezado a pensar si no habría que tomar medidas para expulsarlo del país.

Se lo han dado a entender, sin violencia, amablemente.

Entonces ha dicho: “en ese caso, elijo la banana”.

Desconfían de él, es natural.

Hubiera sido mucho más tranquilizado que eligiese la cafetera o por lo menos, la rubia.

No deja de ser extraño que haya preferido la banana.

Se tiene la intención de estudiar nuevamente el caso.

sábado, marzo 28, 2009

Adios Carnaval/Serie Negra










































Si ya no te gustan mis palabras
te regalo mis ojos borrosos
que aún se conmueven.
me-


















domingo, marzo 22, 2009

M _ _ _ _ _ __ A




JUNIO 6-2009



jueves, marzo 19, 2009

My videotape.





I want to thank all my chilango friends for supporting me and taking care of this humble provinciano, also i wanna thank Thom Yorke to sang me No surprisses and Videotape. I will miss the talk, the house & the cat. Thank you again dudes. See you soon.

...






viernes, marzo 13, 2009

Lugar común.


...
LUGAR COMÚN
By ESTRANGED


Quería que la lluvia me borrara del pavimento o al menos un par de culpas, pero ante el fallido deseo me dirigí a la entrada del lugar donde quedé de toparme con mi pareja.
Yo había estado con una mujer unas horas antes y sentía que si decía alguna palabra iba a delatarme con el olor impregnado que aun tenia entre la lengua y el índice. Pero es que esta hembra me besaba para arrancarme la boca y el cuello. Con una aprehensión que seguro no era por mi, si no por una soledad que debía ser tratada por dermatólogos.

Comenzamos la charla con ataques aéreos y bombas de tiempo. No se si soy muy paciente o demasiado cínico. Pero escuchaba con atención, con parsimonia e intentando llegar a un punto en común y, por que no, dormir en paz esa noche. Pero las mujeres piden perdón, al menos las de mi generación y no estoy orgulloso de eso. Siempre le he dicho que no me pida esos favores porque no soy nadie para otorgárselos. Ante la insistencia el fastidio aparece y yo lo adopto, entonces seguimos la misma ruta, después del perdón viene la autoflagelación donde yo tengo que tocarle la mejilla y aguantarme las ganas de presionarle el pescuezo para que despierte del letargo eterno de la autocompasión de no saber enfrentar los problemillas diarios de la vida de una persona común. Por que eso es lo que somos; personas comunes que tienen problemas comunes, en nuestro caso –mancomunados- , esa es mi herencia por ser su pareja. No tenemos los problemas de alguien de la pobreza extrema o de un artista fatal, somos gente que nos balanceamos en la medianía de lo inalcanzable y el vacío.

Yo estaba harto así que di la vuelta a sus historietas de la semana y la interrumpí. Iba tomar la palabra para decirle que lo nuestro terminaba ahí mismo pero ella lo hizo primero. Su rostro hizo una mueca de angustia y en ese instante sentí un apretón en la muñeca: estoy esperando un hijo tuyo, dijo, mirándome con perpetuidad, con plenitud, como si recién hubiéramos hecho el amor. No era como haber dicho -estoy embarazada-, era diferente. No pude pasar saliva, mi pulso era una debacle como cualquiera de mis defensas y sin querer bajé la mirada. Ella comenzó a chillar, a interpretar mi silencio y a planear su vida junto al niño sin mí. Balbuceaba y no entendía lo que me decía, solo alcancé a escuchar dos palabras: –no deseado- y la interrumpí, no pude mirarle a los ojos pero le dije; Mi hijo se llamará León, será buzo o astronauta, difícil de controlar, desobediente en potencia, seguro perderá el control pero lo que nunca perderá es el amor infinito por su madre. Ella sonrió, respiro hondo, muy hondo. Yo apreté la mandíbula y terminé diciendo: - tener un hijo es lo que mas deseo en la vida, pero no a tu lado-

Y sus ojos enrojecieron.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------

lunes, marzo 09, 2009

El viejo..



...

El viejo gruñe cuando le aplauden.
Darle una moneda seria como escupirle. O mofarse.
El preferiría verles llorar que manotear.
Sin duda sabría cuando alguien derramara alguna lágrima,
puesto que su ceguera agudizo in extremis su sentido auditivo.
Escuchar el escurridizo y salado camino
por el que se dirige ese goteo de los ojos
le resulta sencillo..

El viejo piensa que no hay nada tan estimulante como un tango.
Uno adolorido, uno jodido mejor.

Yo me hago el burgués que sabe catar el vino barato de la casa
y le miro chulear, quebrarse en movimientos trágicos entre los acordes de su acordeón. Al fin artista. Ya hasta le veía con un sombrerillo de copa. Debía ser el vino.
Y, mientras sigo hipnotizado, me acobardo cuando pasa a mi lado, y no le saludo.
Me ha dejado sin ases bajo las mangas. Me sentía diminuto, pero el sabe que le sonreí.

Alcancé a mirarle un collar, como un amuleto de obsidiana,
un pañuelo rojo atado a la muñeca y el tatuaje en el vértice del pulgar e índice.
Buscaba algo que me diera una señal, una explicación porque
yo no entendía de donde se podía sostener este viejo cascarrabias.
El cómo o cuándo finco sus pilares para plantarse sin mirarnos, deleitarnos e irse
sin despedirse de nadie.

El viejo, seguramente, pensaría que mis dudas son torpezas sin respuestas.
Y fue ahí, en ese desden indolente, donde me identifiqué con el.
Pago la cuenta, me aparto entre charlas que no entiendo,
Y salgo con el róbalo en el estomago.

..me desvanezco imaginando como haría mi salida de un lugar así
si tuviera los tamaños o el talento.



Me-

viernes, marzo 06, 2009

Premonición.

...

sábado, febrero 28, 2009

HEAVEN STOOD STILL..

...


HEAVEN STOOD STILL
Album: La Chat Blue (1979)
(Written by Mink DeVille)
Mink DeVille

As a tear fades away
and the dawn dries a lover's eyes
No more tears, they're all gone
Just believe it will always be

My heart in your hand
knows that all this belongs to me
and like the child here I stay
while your heart sings inside of me

One dream of my life
One night in eternity
The wind whispered soft to me
And heaven stood still

One sigh of the dawn
Sweet instant of memory
One celestial rapsodie
And heaven stood still.

miércoles, febrero 18, 2009


...

martes, febrero 10, 2009

AMOR PROPIO

...

AMOR PROPIO.
Por ESTRANGED

Esther de la Vega Zaragoza, cincuentona de ágil mente y rígidos gestos, caminaba mocha por el tacón roto que le provocaba la prisa de la mente en blanco y de su cambio de residencia, pues Esther tenía decidido un cambio sustancial. Varar en puerto desconocido, vender esa casona vieja de sus padres que decían estaba embrujada por la desaparición de su hijo Mateo el más pequeño. Quería partir en silencio educando a su hija Julia -a la cual le llamaba debilucha-. Se apuraba, era el sepelio simbólico de la última de sus hermanas: Hortensia de la Vega. No derramó ni una lágrima, ni si quiera contuvo algún sentimiento, tal vez era por que no había cuerpo presente. Hortensia se desvaneció en las latitudes de la presa Francisco Zarco. Se suicido. Debido a su lejanía con el mundo nadie lo supo si no tres días después que su marido llegó de viaje, este le traía una tasa para café grabada con su nombre, una más para la colección, era como un regalo diplomático, tal y como lo era su relación. Hortensia no necesitaba ese último empujoncito de aburrimiento para tomar la decisión de llenarse el saco de piedras, hundirse y sentir que dormiría en lo más parecido al mar, al menos eso era lo que relataba en la carta de despedida que dejó.

Las condolencias iban y venían. Esther tenía vagas memorias de su vida familiar. Sólo tenía claro como fue desprendiéndose del cordón umbilical y de los buenos hábitos de casa, de su fascinación por los jardines de las casas grandes, esto último lo seguía conservando. La última generación de tres hermanas había nacido con la maldición de no poder procrear, era la herencia de su apellido, hasta que nació Esther, la niña prodigio, condenada a tenerlo todo.
Cuando eran adolescentes, Esther les llevaba al bosque y prometía a sus hermanas tener tres bebés y darles en adopción uno a cada una. La realidad es que tuvo dos hijos, fue madre soltera y no le regaló nada a nadie.

A pesar de ser la menor tomó la batuta desde que su conciencia hecho a andar los motores de la anticipación. Su vida cambió cuando su padre se pego un tiro después de haber asesinado al amante de su madre. Era su referente y ya no estaría más. La familia comenzó a extinguirse cuando su madre murió oxidada de cáncer pulmonar, pero existe el rumor de que en la autopsia el médico forense firmó, que había muerto de soledad, de abandono, de nada. Su hermana mayor le cuido unos años pero terminó el psiquiátrico, muerta en vida.

Mientras todos estos recuerdos le transitaban como un vendaval, su hija hablaba de querer fumar un cigarrillo y que las clases de piano le aburrían. Esther volcó su mirada a la niña, y, con desprecio, pensó que debió regalársela a su hermana la loca cuando aún vivía en su juicio, pues no tenía la estirpe necesaria para triunfar.

Llegan a casa y a lo lejos saludan los viejos del vecindario, les ignora mientras piensa en retirar el letrero de venta de la casa. Lo había decidido, alguien de su raza no huía a ningún lado. Miro por la ventana a Julia y vino a su mente un pensamiento de amor, creyó que era tiempo de que su hija acompañase a su hermano, que había muerto envenenado, y a su tía Hortensia a quien asesinó cuando ésta descubrió los hechos. Mató a su hijo porque le recordaba la cara de aquel que había sido su pareja durante muchos años, desde la adolescencia, y todo terminó cuando comenzó la vida de Mateo. Esa relación fue la última ocasión en que Esther sintió estremecimiento, ese pinchazo embrutecedor al que llaman amor.
Así, junto a esos girasoles, a las raíces de las jacarandas y tres metros bajo tierra, en el jardín, les había enterrado a ambos. Esther sintió un leve escalofrío, pero es que ella estaba condenada a tenerlo todo y tenía que ser ella el ocaso, la última mensajera de la dinastía De la Vega… En su mente se instaló un halo de gloria. Tomó la tasa de té, y, salió al jardín del amor propio.

lunes, febrero 02, 2009

Uno de mis planes cercanos..


...

Quiero ser un anuncio de neón. Ver llegar felices a las parejas, ver sedientos a los amigos. Adivinar las canciones que cada uno pagará en la rocola y también atinar quien hará chuza con las botellas que se acumulan en la mesa que nadie limpiará. Cuantas botellas estranguladas desde su cuello. Cuantas infamias de amor no correspondido, de amor desechable que no es más que un pétalo arrancado de un bello jardín burgués. A mi no me importaría su hígado pues sus carcajadas son tan espirituosas que salpican los alrededores del lugar, mojan las banquetas de hermandad. De ahí no se escapa ni un minuto, todos ceden ante las anécdotas y los malabares de las vivencias que se asimilan a los limones exprimidos en las mesas. Todo germina en símbolos, es un engranaje tan armónico como la más perfecta maquina de vapor. Un monstruo de cien cabezas orquestado por una consola musical, por un grito de emancipado fulgor. Es como si los chalecos antibalas no se permitieran cargar ahí, ¿para que estibar pesos innecesarios en un lugar donde se te permite volar?

Siempre hay algún capitalista que entra a hurtadillas a nuestras vidas, a nuestros lugares. Ese de la lengua lacerante y mirada opulenta. Pero es que eso es una regla infaltable en este universo. Hay una hora que todos son unas calabazas, la utopia de la fraternidad parece fenecer, hay quienes no rinden su brazo en las vencidillas del ego. El círculo esta en su última curva y casi todos se desfalcan de la autopista de la sinceridad punzante. La benignidad huyo por el retrete, el miedo de la desnudez les hace titubear.

La música les canta las parodias de sus vidas y el cigarro hace estragos sus antes perfumados pensamientos. Les veo salir, y a pesar de la turbulencia se abrazan y se desean salud. De esa y de la otra también. A veces regresan con mas arrugas, con mas cicatrices. Quiero ser un anuncio de neón para sintonizarles la última canción: Tom Traubert's Blues.


.



ED.

viernes, enero 30, 2009

Mi alma gemela.




...

miércoles, enero 28, 2009

SERIE. Juguemos a que sé.

coffe break

¿Alguien ve la silueta?

Libélula


The girl I fall in love



Terapéutico




Si así luciera el vacío...



La luna es un globo.



My perfect Neighborhood.




..era miércoles, y estabas ahi¡¡







...





Quiero flecharme a tus cabellos

y no distinguir si lo nuestro es una estación

o una premonición.

martes, enero 20, 2009

Xal,Ver.

Eres como un callejón sin salida o,
mejor,
del que nadie quiere salir.
...