miércoles, diciembre 23, 2009

241209

...

Ingresé a la escuela de escritores de la Laguna. Me abrí a la crítica de los que "saben" y de los que se afilan las uñas. Me puse a leer recomendaciones que impactaron mi pequeño universo de letras. No he dejado de escribir, solo de publicar. Alguién me deslumbró y yo estoy a su lado. He comprado algun regalo de navidad. Corri un maratón. He reunido mi "obra" y ahora creo que solo el 1% sirve para algo. Sigo igual. Solo me tomé un atajo que decía que curaba la soledad. He hecho cosas que evitaba por desasosiego y tempestad. Me siento libre. Para hacer lo que me venga en gana.

Como volver aquí.


me-

"Ahora sé que cada poema debe ser causado por un absoluto escandalo en la sangre.
No se puede escribir con la imaginación sola o con el intelecto solo;
es menester que el sexo y la infancia y el corazón y los grandes miedos y las ideas y la sed y de nuevo el miedo trabajen al unísono mientras yo me inclino hacia la hoja, mientras yo me despeño en el papel e intento nombrar y nombrarme.

Diarios. Alejandra Pizarnik